Consejos para conducir con una tormenta eléctrica

¿Sabías que…  los rayos transportan corrientes de hasta 30.000 A de intensidad y 800.000 V de tensión, y pueden llegar a generar una energía en forma de calor de  8.000 ºC ?

El coche es el espacio más seguro***  debido al “efecto de Faraday” que hace que la electricidad se derrame por las superficies metálicas exteriores y no afecte al interior del vehículo.

*** Es importante recordar que no es una jaula de Faraday perfecta. Probablemente el rayo encuentre un camino hacia el interior del vehículo y acabe por romper su estructura, ya que en él existe aire,  y éste hace de conductor.

rayos

– Si la tormenta nos sorprende dentro de ciudad: la probabilidad de que nos alcance un rayo es prácticamente nula, por no decir imposible

– Si la tormenta nos sorprende fuera de la ciudad: evitar ser el punto más alto. ¿Por qué? Porque así evitamos de ser la toma de tierra más probable para que el rayo nos alcance.

– En el caso de que la tormenta comience mientras estamos en carretera:

  1. Apagar la radio
  2. Cerrar ventanillas
  3. Evitar entrar en contacto con las parte metálicas
  4. Procurar estar alejados de zonas húmedas (charcos, balsas…)

– Si decidimos hacer una pausa durante el trayecto y justo durante el camino nos hemos encontrado con una tormenta eléctrica:

1. Dejar margen de tiempo para salir del coche,   pues la superficie metálica se queda cargada por el  campo eléctrico del rayo.

    Depende de la conductividad en ese momento, la resistencia que se provoque, etc., para que las                 consecuencias varíen de un fuerte calambre a lesiones más graves.